Hoy todo es ágil, si no eres ágil morirás, si no eres ágil la competencia te va a comer, si no entregas valor al cliente rápido alguien más se lo entregará por ti. Todo muy cierto, pero pareciera que ya no es posible planificar más…